Los Monstruos del Fin del Mundo

barugon_poster

Título español: Los monstruos del fin del mundo

Título americano: War of the monsters (La guerra de los monstruos)

Título japonés: Daikaiju ketto Gamera tai Barugon (El gran duelo de los monstruos gigantes: Gamera contra Barugon)

Año: 1966

Duración: 90 minutos

Música: Chuji Kinoshita

Director: Shigeo Tanka

Productor: Hidemasa Nagata

Guión: Fumi Takahashi

Intérpretes: Kyoko Enami, Kojiro Hongo, Akira Natsuki, Koji Fujiyama, Yuzo Hayakawa, Ichiro Sugai

Monstruos: Gamera, Barugon

Argumento: Un meteorito libera en el espacio a Gamera, que regresa a la Tierra con no muy buenas intenciones. Mientras, unos saqueadores encuentran en una cueva de Nueva Guinea una especie de ópalo que trasladan a Japón. La piedra resulta ser el huevo de una criatura prehistórica de enorme poder llamada Barugon, que tiene la capacidad de congelar todo lo que le rodea.

vlcsnap-00011

Análisis:

ga1966_poster_espanyolLa satisfacción ante el moderado éxito de El mundo bajo el terror provocó en Daiei el deseo de continuar rápidamente con la saga de la tortuga gigante. Así, para evitar algunos de los problemas de producción que habían surgido durante el rodaje de la primera película de Gamera, se cambió al director Noriaki Yuasa por Shigeo Tanka, y el guión pasó a ser escrito por Fumi Takahashi. No obstante, Yuasa pasó al departamento de efectos visuales, y más tarde volvería para dirigir las siguientes encarnaciones de Gamie. Sorprendentemente (sobretodo después de ver el ajustado presupuesto de El mundo bajo el terror), Daiei fue mucho más generosa en lo referente al dinero, y asignó un presupuesto altísimo para el rodaje de Los monstruos del fin del mundo, transformando lo que se llamaba una producción de “clase B” (poco dinero y escasos medios) en una película de “clase A” (superproducción). Por supuesto, estamos hablando de cifras en el cine japonés, y no se puede comparar un film de “clase A” americano con uno nipón. Como siempre, los problemas de producción volvieron a aparecer inevitablemente, sobretodo en lo relacionado con el traje de Barugon y el efecto de las llamas de Gamera. Otra escena cuyo rodaje se podría considerar como catastrófico fue el ataque de la tortuga a la presa, una toma muy complicada de conseguir. El uso del color volvió a ofrecer dificultades al equipo de rodaje, que encontró muy complicado lograr ciertas secuencias, sobretodo aquellas en las que Barugon congela lo que hay a su alrededor. Al final, la película se terminó a tiempo y, un año después del estreno de El mundo bajo el terror, su secuela se estrenó con una gran campaña publicitaria. Y es que el film no era para menos, puesto que supera con creces a su predecesora y se convierte en la mejor película de toda la saga tortuguera hasta llegar a Gamera, el guardián del universo. Efectos visuales espectaculares, maquetas muy detalladas, excitantes secuencias de batallas y un ritmo agradable caracterizan a esta excelente LMDFDM, la única de toda la serie que no tiene a un niñato (argh) como protagonista. Por desgracia, a partir de aquí la saga irá en lenta decadencia, hasta caer en niveles de ridiculez e infantilismo casi inaguantables.

vlcsnap-00005

vlcsnap-00006

Lo Mejor:

El brillante colorido añade una nueva dimensión a la serie, y el uso del technicolor más radiante (tal y como hacía Toho) hace que el film sea muy vistoso y agradable a la vista, lo que ya es un buen punto de partida. El ritmo y desarrollo de película de aventuras clásicas (con bueno-tonto, bueno-listo y malo-codicioso en busca de un tesoro) junto a un guión y montaje muy bien elaborados consiguen un resultado extremadamente entretenido, con secuencias tan tensas como cuando los protagonistas atraen lentamente a Barugon con el diamante hacia el lago. Las buenas interpretaciones y la atmosfera de catástrofe acaban de perfilar los maravillosos aspectos artísticos y de montaje. Los efectos visuales son espléndidos, como el sorprendente arco iris de Barugon o algunas secuencias de “mattes” perfectos con los actores y los monstruos. Las maquetas son de las más detalladas que se han visto en alguna kaiju eiga hasta la fecha, y volvemos a ver aquellos prodigiosos planos con gente corriendo por las ventanas de los edificios mientras Barugon pasea por allí. Otro efecto muy bien resuelto es la congelación de las calles de Tokio, lo que confiere a las escenas de destrucción un ambiente muy distinto al que estamos acostumbrados. Sin duda, el efecto más sorpendente y novedoso de toda la película es el nacimiento de Barugon en el huevo que cae de la camisa: parece REAL. Las secuencias de batalla entre los dos monstruos gigantes son perfectas, muy alejadas del típico wrestling kaiju que tan penosamente nos han ofrecido tantas otras kaiju eiga (y seguirán haciéndolo, incluso en la moderna serie de Heisei de Godzilla). Los dos bicharracos parecen de verdad dos animales luchando, y no dos hombres disfrazados jugando al boxeo. Para terminar, creo que las mejores escenas son las que ya he comentado, junto al breve ataque de Gamera a la presa y la primera batalla entre la tortuga y Barugon en la plaza helada.

vlcsnap-00014

vlcsnap-00024

Lo Peor:

Si Gamera está muy bien realizada e incluso supera en detalle a la que vimos en El mundo bajo el terror, Barugon es absolutamente penoso. He visto monstruos mucho mejor realizados (y mucho más realistas) en Ultraman. Es tan feo que incluso da miedo, y ahí reside su único atractivo visual: su horroroso aspecto es realmente aterrador, y su sangre semejante a pintura violeta es tan artificial que resulta surrealista. Algunos agujeros en el guión (¿cómo sobrevive el protagonista a una explosión en el interior de una cueva llena de murciélagos y escorpiones venenosos? ¿Por qué la protagonista no revela lo del diamante hasta el final del film? ¿cómo consigue el malvado apoderarse al final del diamante con tanta facilidad?…) provocan ciertos momentos de desorientación en el espectador, aunque no son lo suficientemente importantes como para distraer del desarrollo de la acción. No sé si sucede en la versión original, pero en mi versión doblada de la maravillosa colección Kaiju Eiga, algunos noticiarios radiofónicos llaman al monstruo por su nombre mucho antes de que la protagonista revele cuál es. Un fallo de continuidad que quizá sólo aparezca en esa copia española. Y una curiosidad: ¿cómo es que los nativos de Nueva Guinea tienen aspecto de japonés?

vlcsnap-00001

Montajes Alternativos, Versiones Extranjeras y Curiosidades Varias:

LMDFDM no se estrenó en los cines americanos, y tan sólo se emitió por televisión en una copia con diez minutos eliminados con el título de War of the monsters. Creo que este es un momento perfecto para hablar del metraje “entintado”. Ya sabéis que algunas películas en blanco y negro fueron coloreadas hace unos años con la ayuda de los ordenadores, una decisión que creó mucha polémica en su momento. Pues bien, algo que mucha gente no sabe es que la práctica de colorear films en blanco y negro viene de mucho antes. En los años 20 y 30, el coloreado se hacía a mano, pintando artísticamente fotograma a fotograma, un proceso laborioso, delicado y difícil. Ya en los años 50, el tipo de coloreado cambió radicalmente a un estilo llamado tradicionalmente “entintado”, y consiste en literalmente “teñir” las imagenes de un color, y así conseguir que el metraje parezca en color. Es como si mirárais una fotografía en blanco y negro a través de un filtro de color (¿Nunca habéis mirado a través de las hojas transparentes de colores que vienen en los carpesanos? Pues es algo semejante). ¿Por qué explico eso ahora? Porque las escenas de El mundo bajo el terror que ilustran el resumen del principio de la película están entintadas en color azul para disimular el blanco y negro original. Es especialmente efectivo en los planos del polo norte, que realmente parecen en color. El proceso de “entintar” metraje de archivo del primer film de Gamera es una práctica que se repetirá varias veces durante la saga, y el color fue cambiando dependiendo de la película.

vlcsnap-00006

Por Rubén Ortiz (gamera77@hotmail.com)

ga1966_behind_2
ga1966_behind_3
ga1966_behind_24
ga1966_behind_4
ga1966_behind_17
ga1966_behind_18
ga1966_behind_6
ga1966_behind_7
ga1966_behind_13
ga1966_behind_15
ga1966_behind_23
ga1966_behind_19
ga1966_behind_11

barugon_hh

Back to Top ↑