Viras Ataca La Tierra

viras_poster

Título español: Viras ataca la Tierra

Título americano: Destroy all planets (Destruir todos los planetas)

Título japonés: Gamera tai uchu kaiju Bairusu (Gamera contra el monstruo espacial Viras)

Año: 1968

Duración: 89 minutos

Música: Kenjiro Hirose

Director: Noriaki Yuasa

Productor: Hidemasa Nagata

Guión: Fumi Takashi

Intérpretes: Kojiro Hongo, Toru Takatsuka, Peter Williams, Carl Clay, Michiko Yaegaki, Mari Atsumi, Junko Yashiro, Mary Morris

Monstruos: Gamera, Viras

Argumento: Una raza alienígena se propone invadir la Tierra, pero se encuentran con la resistencia de Gamera, a quien deciden someter para tenerlo a su servicio. Para ello secuestran a dos niños a los que la tortuga había protegido y así consiguen implantarle un controlador para que obedezca todas sus órdenes. Gamera comienza a atacar Japón sin que nadie pueda evitarlo.

vlcsnap-2015-08-19-12h44m22s492

Análisis:

ga04047A consecuencia del éxito de Toho con Invasión extraterrestre, Daiei se interesó en que el próximo enemigo de Gamera en su serie de películas fuera un uchu kaiju, un monstruo venido del espacio. Otro aspecto que ya se había insinuado en entregas anteriores y que quedó totalmente “radicalizado” aquí fue el infantilismo y la actitud general de la tortuga gigante, transformando lo que comenzó como un destructivo y agresivo monstruo gigante en un super-héroe amable y divertido que sólo piensa en ayudar a niñatos repelentes. ¿Y por qué? Pues simplemente porque desde Los monstruos del fin del mundo Gamera había comenzado a atraer a las audiencias más infantiles, y Daiei vió ahí una oportunidad de renovar a la tortuga, consiguiendo un negocio lo más rentable posible. Y así nació Viras ataca la Tierra, la definitiva caída de la saga de Gamera en la ñoñería mas aplastante y absurda, aunque consiguiendo entretenidas y coloristas producciones que producen efectos hipnóticos en los niños y efectos etílicos en los pobres adultos que intentan tomarse en serio estas cosas. Y es que ahí radica todo: Si uno se toma en serio cualquier producción “Gameriana” desde Los monstruos del fin del mundo va a terminar en estado de shock sin poder comunicarse con el mundo exterior durante varios días. Para poder disfrutar plenamente de VALT y sus sucedáneas, hay que olvidarse de todos los prejucios y dejarse llevar por la imaginación y el hermoso brillo de las imágenes que vamos a contemplar. Sólo así podremos aguantar hasta el final una película tan penosa como VALT. La cosa está muy mala. Un guión casi inexistente, personajes totalmente pueriles, dos niñatos como protagonistas, efectos visuales amateur, escenas incongruentes, fallos abismales de guión y un largo etcétera de animaladas definen el contenido de esta película, que puede llegar a perjudicar seriamente la salud de una persona que no sea un G-Fan al 400% (lo menos). Espero sinceramente que la próxima película de la saga, que se titula Guirón, guardián del planeta fantasma sea superior a este engendro, ya que me encanta ese pedazo de tortuga y no quiero que me la estropeen más de lo que está…

vlcsnap-2015-08-19-12h36m59s693

vlcsnap-2015-08-19-12h43m26s456

Lo Mejor:

Escribir este párrafo va a ser una verdadera misión imposible. A ver, los dos niñatos protagonistas no resultan tan insoportables como podría parecer en un principio, aunque por supuesto deberían haber sido descuartizados vivos para servir como alimento al pulpazo Viras, cosa que echa uno de menos cuando ve cómo los dos mocosos salvan el planeta Tierra (¿o se llama planeta Japón? Ahora no caigo…) de ser invadido por los Viras. La batalla final entre Gamera y el pulpo gigante es adecuadamente vibrante y psicodélica (en la colección kaiju eiga la llaman “psicotrónica”, y con razón), consiguiendo algunos planos realmente hilarantes, como cuando el bicho transforma sus tres tentáculos superiores en un pincho y atraviesa a nuestra querida Gamie. Los decorados de la nave alienígena (que no la maqueta de la nave) están bastante bien realizados y resultan lo bastante realistas y creíbles como para ser tomados en serio. Creo que mi escena favorita es cuando los dos niños pilotan el submarino al lado de Gamera (sí, ya sé que es una parida, pero a mí me gusta ¿pasa algo?) o la batalla final entre los dos titanes de goma, un auténtico espectáculo lleno de diversión y fastuosidad.

vlcsnap-2015-08-19-12h41m03s688

vlcsnap-2015-08-19-12h44m01s399

Lo Peor:

ga04005Como ya he comentado, muy pocos aspectos de VALT se salvan de caer en la más profunda mierda, así que casi todo lo que se puede ver en ella son defectos de proporciones abismales. Me gusta ese ambiente jovial y optimista del film (que contrasta con la tenebrosidad de obras como Japón bajo el terror del monstruo o incluso El mundo bajo el terror, la primera película de la saga tortuguera), aunque no deja de recordarte que estás viendo una chorrada infantil, así que no sé si considerarlo un defecto o una virtud. Lo que sí es un defecto de cojones es ese guión casi inexistente lleno de barbaridades, fallos impresionantes y clichés sacados de una multitud de clásicos del género. Creo que no hay ni un sólo personaje atrayente o que guste al pobre espectador, y es que además sólo me vienen 4 personajes protagonistas a la mente (y me temo que no hay más): El jefe de los boy scouts (interpretado por el habitual Kojiro Hongo en una interpretación sin gracia tal y como corresponde a su vacuo personaje), la hermana del niñato japonés (a la que casi no le vemos el pelo), el niñato japonés (argh) y el niñato americano (si tengo que elegir qué mierda hace menos peste, me quedo con éste último). ¿Cómo es posible que esos dos niñatos sean los protagonistas? ¿Quién fue el cerebro clarividente que ideó semejante idea? Pasando a los aspectos técnicos, los efectos visuales son de lo peorcito que he visto en una kaiju eiga, con maquetuchas que se notan a la legua, una iluminación que no se parece ni cagando a la luz natural que representa y edificios de cartón que sólo consiguen hacerte reír. Por si eso fuera poco, la falta de escenas de destrucción y el estancamiento de la batalla final (los dos bicharracos no se alejan de la costa) terminan por estropearte la función. La maqueta de la nave espacial es, literalmente, un conjunto de seis bolas de ping-pong pintadas de colores psicodélicos y enlazadas con palos de limpiar las orejas. Una especie de antena parabólica en cada pelotilla completa la espectacularmente simple nave espacial. Los platillos volantes de Los monstruos invaden la Tierra, sin ser ninguna maravilla, resultan una obra maestra si los comparamos con la nave de los Viras. Y ya que hablamos de Viras, el disfraz del pulpo es “la leche”. Seis tentáculos de goma espuma gris, dos ojos siniestros que se mueven como los de un teleñeco y un pico que parece un trozo de corcho pegado entre los dos ojos desquiciados definen a uno de los kaiju mas penosos de la historia del género. Para terminar, he de decir que la escena que me parece más irritante es esa secuencia de ¡¡10 MINUTOS!! en la que los Viras visionan “el pasado de Gamera”, que resulta ser un compendio de metraje de archivo de las anteriores películas que deja al espectador extasiado (Las escenas de El mundo bajo el terror han sido teñidas a un extraño color sepia-marrón, haciéndolas parecer más antiguas de los que son en realidad). Es aburridísimo volver a contemplar cómo Gamera hace papilla de nuevo a sus viejos enemigos en escenas que ya hemos visto (y que se repetirán). ¿No habría valido la pena acortar esta secuencia y ahorrarle el sufrimiento al espectador?

vlcsnap-2015-08-19-12h38m01s222

Montajes Alternativos, Versiones Extranjeras y Curiosidades Varias:

En 1969, la distribuidora americana AIP estrenó en los cines estadounidenses la película Godzillera Invasión extraterrestre, la inspiración de los directivos de Daiei para rodar VALT. Su título era Destroy all monsters, una verdadera metáfora al contenido monstruoso del film, nunca mejor dicho. Poco tiempo después, la misma distribuidora consiguió los derechos de VALT, a la que decidió dar un estreno televisivo por su canal propio AIP-TV. Con vistas comerciales, AIP decidió titular a esta producción de Gamera Destroy all planets, una evidente imitación realizada para intentar conseguir un éxito semejante al del film de Toho. Hay que ver las cosas que se hacen para conseguir buenas recaudaciones, ¿eh? Aún así, una diferencia entre la producción de Toho y esta película de Gamera es que, aunque Invasión extraterrestre fue finalmente editada en vídeo en E.E.U.U. en Mayo de 1998, VALT sigue esperando pacientemente una edición americana en vídeo doméstico. Cambiando de tema, ¿habéis visto cómo Gamera dispara fuego en el espacio al principio del film? ¿Cómo hace esas cosas? En el espacio no hay nada, así que si no hay oxígeno, el fuego no puede consumirlo, impidiendo por completo provocar una ignición. Bueno, es igual: ya no nos viene de una incongruencia más. Y ya para terminar sólo me queda comentar que Viras pertenece a una especie realmente fructífera en las kaiju eiga, con una gran variedad de octópodos a lo largo de la historia del género, aunque ninguno ha conseguido una gran aceptación entre los fans. Hemos visto pulpos (o sucedáneos) en: King Kong contra Godzilla (con algunos planos rodados con la laboriosa técnica del Stop motion), Franquenstein conquers the world (en una secuencia eliminada de la versión americana de este film), La batalla de los simios gigantes (la secuela de la anterior), Viras ataca la Tierra y Yog: monster from space (Bueno, en realidad Gezora es una jibia y no un pulpo, pero…) ¿Cuánto pulpazo, no?

Por Rubén Ortiz (gamera77@hotmail.com) [Redactado en Junio de 1998]

viras_behind_20
viras_behind_21
viras_behind_17
viras_behind_15
viras_behind_13
viras_behind_18
viras_behind_9
viras_behind_7
viras_behind_2
viras_behind_3
viras_behind_1

viras_behind_10

Back to Top ↑