Entrevista Peggy Neal

peggyneal_banner_1

For the english version of the interview, click here.

Tan misteriosa como su hechizante belleza, Peggy Neal tuvo una esplendorosa pero escueta carrera en el cine japonés de finales de los años 60, que nos legó obras como “Terror beneath the sea” o “The X from outer space”. Alejada de las pantallas durante cinco décadas, la actriz volverá pronto al candelero del género gracias a la película “The Great Buddha Arrival”, de Hiroto Yokokawa. Por primera vez y en exclusiva, Peggy Neal desnuda su alma para nosotros y comparte con los lectores de Godzilla En Castellano sus recuerdos, sus vivencias y sus impresiones sobre el género que la vio nacer en la gran pantalla y sobre su vida. Una vida de fantasía que pudo ser, que no impidió que se convirtiera en la mujer de fantasía que es.

1.- ¿Cómo llegaste a la producción de “The X from outer space”?

peggy_8Yo estudiaba en la universidad Sophia, había sido modelo durante gran parte de mi vida, igual que mi madre.  En aquella época habían unos Stands de cartón con mi foto a tamaño aumentado que llamaban mucho la atención, tanto que por las noches desaparecían, todo el mundo se los llevaba. Hasta mi hijo tiene uno, no sé cómo. En esa imagen iba vestida con ropas de esquí, y se ve que llamó la atención de la gente que iba a hacer la película “Terror beneath the sea”. Contactaron con mi agente y me ofrecieron el papel femenino protagonista, y esa fue mi primera película, yo tenía 17 años. “The X from outer space” llegó como de la noche al día, debido a lo bien recibida que fue “Terror beneath the sea”.

2.- Durante la producción ¿hablabas japonés, verdad? ¿Cómo fue tu relación con el resto del equipo en este sentido?

En la época de la película entendía mejor el japonés comparado con cómo era capaz de hablarlo. Siendo niña vivía en Nagoya y el japonés fue mi primera lengua, mis cuidadoras, mis benefactoras, fueron tres hermosas, amables y cariñosas mujeres budistas japonesas, y vivíamos en un maravilloso jardín japonés. Era más que mágico, y mi yo interior se construyó prácticamente japonés en su totalidad.

Mi relación con el equipo de la película fue muy cercana, sabían que yo era muy joven, pero por mi niñez en Nagoya encajé muy bien de forma inconsciente. Me apoyaron mucho, fueron muy graciosos y amables, y de alguna manera yo estaba haciendo lo que siempre había deseado, aunque en aquel momento no lo comprendía.

peggy_5

3.- Tu personaje Lisa posee un carácter magnético que se queda en la retina del espectador tras finalizar la película. ¿Recuerdas cómo preparaste el personaje?

El papel de Lisa lo encontré en mi interior… No quiero sonar arrogante, pero fue algo natural, yo no había estudiado interpretación, era muy joven e insegura, pero tenía un don. Creo que era porque durante mi vida de aislamiento me había construido un mundo muy rico en fantasía y había leído muchísima literatura de la mejor: filosofía desde Kant a Jung, y en especial ciencia-ficción como Asimov, Bradbury y Le Guin. En aquellos tiempos, y ahora también, creía que la ciencia-ficción era la filosofía de la nueva era. Lisa fue algo natural para mí, como lo era respirar, una forma de saltar hacia la fantasía, para disfrutar y maravillarse.

peggy_94.- “The X From Outer Space” es una película de monstruos muy peculiar, con una esencia muy diferente a las producciones de Toho y Daiei. ¿Te diste cuenta de ello mientras la rodabas?

Yo era inocente, sin estudios, así que no lo juzgué, ¡simplemente disfruté enormemente todo el proceso!

5.- En ocasiones los actores y actrices del kaiju eiga encuentran algunas dificultades cuando ruedan las secuencias ya que “el monstruo” no está allí con ellos. ¿Cómo fue tu experiencia en este sentido? ¿Tenían un punto físico donde dirigir tu mirada, y entonces actuar?

Para mí era tremendamente fácil seguir las órdenes del director, y tuve un gran director. Recuerda que estaba viviendo mi vida de fantasía…

6.- Esta es una de esas películas en las que se nota que los actores lo están pasando bien. ¿Estás de acuerdo, recuerdas que el rodaje fuera divertido? ¿Visitaste los platós donde se rodaban los efectos especiales?

Muy divertido, mucho más de lo que soy capaz de explicar. El único pero es… ¡que debería haber conquistado al protagonista! Me encantaron los efectos especiales, siempre me fijo en ellos cuando veo una película.

7.- ¿Participaste en la promoción de la película?

peggy_6No, no participé en la promoción más allá de unas pocas entrevistas. Comencé otra película de forma inmediata y me marché a Las Vegas a rodar. Fue todo un cambio para mí porque iba a ser una comedia. Más o menos funcioné como la traductora y acomodadora no oficial de mis compañeros del equipo técnico y artístico, y además conocí a algunos miembros del “Rat Pack”, que querían que me quedara y conociera a Hitchcock. Pero yo estaba enamorada con mi profesión y con Japón, y no estaba nada cómoda en los Estados Unidos. Recuerda que tenía 18 años y era introvertida, lo que pasa es que me esforzaba para poder operar en el mundo de la interpretación y poder encajar en él. Vamos, que era una cabeza loca… ¡pero debería haber conquistado al protagonista! Además, se dice en la propia película…

guilala_1
guilala_2
Fotocromos italianos de The X from Outer Space

8.- ¿Te gustó el resultado final de la película?

Sí y no, me temo. La encuentro un poco acartonada, podría haber estado mejor escrita, pero hablo desde los años pasados y la experiencia. Tengo una licenciatura en comunicaciones, y carreras menores en interpretación, cine, fotografía e inglés, además de un máster en asuntos internacionales. Así que lo miro desde una óptica muy diferente. En aquella época estaba muy ocupada con los estudios, el cine, mi primer amor y la vida en general de un adolescente, en la elegante, divertida y cosmopolita Tokio. Me lo pasé muy bien durante el rodaje, pero nunca la había visto hasta hace pocas semanas. A los actores a menudo no les gusta verse en la pantalla grande, ¡se critican demasiado a sí mismos! En su momento hubo algunas críticas hacia mi trabajo y yo era una adolescente insegura, así que no fue hasta hace poco cuando percibí que estuve bastante bien. Pero entonces no tenía estudios de interpretación, recuerda que esto fue antes de que asistiera al Pasadena Playhouse, donde aprendí las técnicas y adquirí seguridad.

peggy_3

peggy_10

9.- Nos habría encantado verte en más películas, pero tus papeles principales datan de 1966 y 1967. ¿Por qué no seguiste con tu carrera de actriz?

Mi padre era oficial de las fuerzas aéreas. Cuando lo transfirieron a California me obligó a ir con él, aunque me resistí con todas mis fuerzas. Yo era menor de edad y él tenía mi pasaporte… Cuando lo pienso ahora, creo que con el tiempo se dio cuenta de su error, yo habría podido ser la graduada más joven de la universidad Sophia. Había sido bien educada, era una especie de princesita japonesa que había vivido muy feliz, no estaba preparada para el sur de California de finales de los años 60. Cuando llegué a California decidí ir al Pasadena Playhouse para hacer teatro y convertirme en una actriz de verdad. Sólo hay tres verdaderas escuelas de interpretación en los Estados Unidos: por supuesto está el Actors Studio de Nueva York, Steppenwolf en Chicago y la más antigua de todas es el Pasadena Playhouse. Era tan insegura que ni siquiera había pedido copias de mis películas para poderlas mostrar a algún agente de Hollywood… pero el Pasadena fue genial para mí, me apreciaron mucho y me ayudaron a percibir mi talento. Trabajé en muchos clásicos e incluso interpreté a Cleopatra en la versión de Shakespeare de “Antonio y Cleopatra”. Me encantaba hacer teatro y me ayudaba a mejorar la dicción, los dialectos, la interpretación, la improvisación, el movimiento y mucho más. Hice obras modernas pero me gustaban los clásicos y por supuesto Williams, Ibsen, Strindberg… Me sentía con confianza para aprender mi profesión pero, por desgracia, tal como diría Bradbury, yo era una extraña en tierra extraña y elegí como mi guía a un estudiante compañero del Pasadena que había dejado la universidad de Berkeley y era un profundo drogadicto. Me quedé embarazada y no vi otra salida que la de casarme con él. Acabé viviendo en Standly Hills Drive, en Laurel Canyon, donde tuve que trabajar hasta que estuve de nueve meses para poder mantener a mi marido hippy y a su hermano, que hizo cosas como traer a un asociado de Charles Manson que quería llevarme al rancho a tener mi bebé… una verdadera historia de terror. Finalmente, tras tener a mi hijo me puse muy enferma y él también, casi nos morimos de neumonía. En aquel momento, mi padre acababa de dejar Taiwan y gracias a Dios vino y nos recogió a Neal y a mí y nos salvó la vida. Y eso fue todo en referencia a la interpretación hasta que hice “Los chicos de la compañía C” con Sidney Furie cuando vivía y trabajaba en Filipinas. Como pasa habitualmente en el cine, la historia se fue modificando y la mayoría de mis escenas acabaron cortadas, pero Sidney insistió en que fuera a Los Ángeles para promoverme y devolverme al mundo de la interpretación. Lo que pasa es que yo tenía un hijo que criar, soy budista y sigo ese camino, Aparentemente la gente del cine Japonés me ha buscado durante años, pero he estado muy enferma y he tenido que sacar adelante a mi hijo, además de cuidar de mis queridos padres hasta que fallecieron.

MV5BMTU3ZjhmY2MtYWFmYy00YWNjLThiMDgtNTNlZGMzNDRkYzc0XkEyXkFqcGdeQXVyMTA2MDQ4Mg@@._V1_ (1)
vlcsnap-2019-03-25-19h03m14s978_2222
Peggy Neal junto a Sonny Chiba en “Terror Beneath the Sea” y su breve intervención en “Los chicos de la compañía C”

10.- ¿Disfrutaste de tu regreso al género en la todavía sin estrenar “The Great Buddha Arrival”?

MV5BNjBmNWY3ZTctYTEzZi00YmY4LTk4MGMtOWU4ZjFjM2JlNWVhXkEyXkFqcGdeQXVyMTc2ODExOTk@._V1_SY1000_CR0,0,712,1000_AL_Avery, mi productor y benefactor, me encontró en Facebook. Soy difícil de localizar pero Avery de forma muy intuitiva contactó conmigo a través de una amistad del templo, y así llegué a “The Great Buddha Arrival”. Rodé mis escenas aquí en Fair Oaks. Tenía el pie roto, así que Kieron, el director de fotografía, vino y mi papel se montará en la película. Asistiré a un gran evento en Chicago donde conoceré al resto del equipo este mes de Julio y proyectarán mis tres películas. Estoy muy nerviosa, agradecida y emocionada. Me encanta actuar y todo lo que ello conlleva, incluyendo las personas que lo hacen posible. Y dicen que tengo seguidores… ¿Quién se lo iba a imaginar? ¡Yo no!

Entrevista preparada y traducida por Rubén Ortiz (marzo de 2019)


Comments are closed.

Back to Top ↑