Japón Bajo El Terror del Monstruo

Gojira_1954_Japanese_poster_ok

Título español: Japón bajo el terror del monstruo

Título americano: Godzilla, king of the monsters (Godzilla, el rey de los monstruos)

Título japonés: Gojira (Godzilla)

Año: 1954

Duración: 98 minutos

Música: Akira Ifukube

Director: Ishiro Honda

Productor: Tomoyuki Tanaka

Guión: Takeo Murata, Ishiro Honda Basada en una historia de Shigeru Kayama

Intérpretes: Takashi Shimura, Momoko Kochi, Akira Takarada, Akihiko Hirata, Sachio Sakai, Haruo Nakajima, Fuyuki Murakami

Monstruos: Godzilla

Argumento: Unas misteriosas desapariciones de barcos en el oceano Pacífico provocan el pánico en Japón. Los nativos de la isla de Odo afirman que el culpable es una criatura legendaria llamada Godzilla, convertida en un gigantesco monstruo a causa de las radiaciones atómicas. Godzilla se dispone a atacar las principales ciudades de Japón.

g54_art_2

g54_art_3
Análisis:

Es una tarea difícil para un G-fan el comentar y criticar una kaiju eiga (película de monstruos japoneses), ya que si nos basáramos en criterios puramente objetivos, casi todas deberían ser consideradas mediocres. Pero hay algo más que eso, estos films poseen una cualidad ingenua y especial llena de encanto, además de ofrecer efectos visuales que conmueven por su simplicidad, acción desenfrenada y batallas entre monstruos gigantes, lo que les confiere un carisma singular, y es una de las razones por las que estas películas tienen tantos seguidores en todo el mundo. Asimismo, estas películas son una ventana a una forma artística totalmente única, puesto que el kaiju eiga es un género puramente japonés, y los intentos de imitarlo o adaptarlo han resultado siempre un fracaso. Estos films nos llevan a una cultura tan fascinante como la oriental, con su tranquila forma de vivir y sus peculiaridades. Al mismo tiempo, narran historias llenas de aventuras mitológicas, ambientes exóticos y lejanos, epopeyas con monstruos de leyendas, y lo hacen de una manera muy particular, mezclando lo serio con lo absurdo, enfrentando a personajes muy humanos contra lo invencible, pero siempre personalizando las catástrofes naturales en una criatura. Y todo ello con la manera única de hacer cine de los japoneses, con su brillante uso del color, los exteriores, las maquetas, los efectos visuales… Apartándonos de los aspectos técnicos, estas películas nos traen recuerdos (a casi todos) de nuestra infancia o juventud, con los cines de barrio abarrotados de niños chillones o los viajes periódicos al vídeo-club en busca de las viejas ediciones de baja calidad (y hoy en día desaparecidas), para llegar a casa y disfrutar ante el televisor de las aventuras de monstruos que nos parecían tan reales y tangibles como la vida misma. Con todo ello, mis comentarios intentarán ser lo más imparciales posible (y dado lo que acabo de explicar, es evidente que será algo difícil de conseguir), dando más de un punto de vista y explicando tanto lo mejor como lo peor, así como las versiones modificadas para America, curiosidades, etc. Japón bajo el terror del monstruo es la primera, la “original”, y fue la que dio el pistoletazo de salida a decenas de secuelas e imitaciones. Fue un auténtico éxito mundial, y hoy en dia es considerada como un clásico de la ciencia-ficción mundial. A diferencia de sus continuaciones, JBETDM es una oscura historia de terror catástrófico, claramente influenciada por el miedo a la bomba atómica de los japoneses (debido principalmente al ataque nuclear americano en Hiroshima y Nagasaki). Los personajes son mas realistas y complejos que en futuros films, y toda la ambientación consigue crear una sensación de catástrofe de cara al espectador muy sólida, tal y como intentaron crear tantas películas de los 70 (Meteoro, Terremoto, El coloso en llamas…) También los efectos visuales son muy superiores gracias a una multitud de trucajes que Eiji Tsuburaya dominaba a la perfección, como el uso de una marioneta para los primeros planos del monstruo, la ralentización de ciertas escenas y el uso de un blanco y negro casi tenebroso, que enmascara muchos defectos del uso del “hombre disfrazado y maquetas” (técnica apodada “suitmation” por los americanos). Aunque en futuras secuelas el CinemaScope ayudó a conseguir planos panorámicos muy espectaculares, el color dejaba ver claramente que todo eran “maquetuchas” (Además, Toho utilizaba un tipo de cinta TechniColor que producía unos colores muy chillones y brillantes, lo que embellecía las escenas en exteriores pero era desastroso para el rodaje con maquetas). Sin ser uno de los mejores films de todos los tiempos (tal y como ha sido considerada por muchos),JBETDM es indudablemente una de las más grandiosas e influyentes películas de la historia del cine. Por regla general, siempre es juzgada como la mejor película de la serie, aunque no es la preferida por la mayoría de los fans. Vamos a ver por qué.

g54_1

Lo Mejor:

Como ya he comentado, los efectos visuales son muy realistas, e incluso superan por momentos a la imperfecta técnica del stop motion (fotograma a fotograma) que tan buenos resultados dio en El monstruo de tiempos remotos (la principal inspiración de Tsuburaya y Honda para crear a Godzilla). El traje del monstruo es también muy bueno, con un aspecto bastante creíble (poco a poco el aspecto de Godzilla se fue “humanizando” a lo largo de la serie, hasta llegar a la monada de Gorgo y Superman se citan en Tokio). Lo mejor de los efectos especiales de este film es la utilización de la marioneta para los primeros planos, ya que se usó un diseño con los brazos muy cortos y una cara absolutamente terrorífica, dando una sensación de monstruosidad realmente aterradora. Las buenas interpretaciones y el continuo uso de exteriores y grandes cantidades de “extras” dan una mayor calidad a la película, especialmente en las escenas de la isla de Odo. Sin duda, otro factor muy positivo es la banda sonora de Akira Ifukube, que compuso temas realmente adecuados a las oscuras imágenes del film y una pegadiza marcha principal que repetiría hasta la saciedad en las numerosas secuelas. Todos estos factores unidos crearon una autentica “película de catástrofes”, cuyo efecto se agudiza especialmente en esa impactante secuencia del coro femenino de Tokio, posiblemente la mejor escena del film.

g54_3_

Lo Peor:

Desgraciadamente, JBETDM también tiene defectos, y son mas numerosos de lo que creía antes de poder visionar la versión completa japonesa. Lo primero de todo es que el film es bastante aburrido, y el ritmo es demasiado lento para conseguir que el espectador pueda entretenerse ni siquiera en las espectaculares secuencias de destrucción. Otro fallo es que la película es “demasiado japonesa”, y con eso me refiero a que las técnicas de rodaje, montaje y puesta en escena son muy diferentes a lo que estamos acostumbrados, y realmente cuesta adaptarte a todo ese ambiente “tan japonés”. No me extraña que los Americanos decidieran adaptar la obra a sus estándars, ya que los espectadores no habrían aceptado de buena manera un film tan extraño, en especial durante los años 50. Sin duda, creo que el defecto principal de la película es esa “comicidad involuntaria” que impregna muchas escenas supuestamente dramáticas. En su intento de crear un film totalmente serio, ciertas caracterizaciones y actuaciones de personajes fracasan estrepitosamente, y se convierten en algo demasiado cómico y ridículo como para ser tomado en serio. Personalmente, me parece que la peor secuencia de la película (y con diferencia) es el ataque de Godzilla a aquella torre llena de periodistas y cámaras, en las que un paranoico (y morboso) comentarista no deja de gritar “¡Godzilla se acerca! ¡Vamos a morir! ¡Vamos a morir! ¡Adiós! ¡Adiós a todos!”. Es una escena patética y debería haber sido eliminada del montaje final. Otro de los defectos se halla en esa dificultad que encuentra el espectador a la hora de “agarrarse” a un personaje principal, ya que el trío protagonista Ogata-Emiko-Serizawa no se afianza hasta pasada la mitad del film, y sus apariciones son demasiado intermitentes (Un fallo corregido en la versión americana, cuyo protagonista evidente es el periodista Steve Martin, correctamente interpretado por Raymond Burr). Aunque todos estos defectos que he comentado parecen bastante importantes, creo que no son suficientes como para hundir la película, y sigo considerándola fascinante, aterradora y el comienzo de una apasionante serie y un mito ya legendario llamado Godzilla.

Montajes Alternativos, Versiones Extranjeras y Curiosidades Varias:

Godzilla_poster_56Como es bien sabido, cuando JBETDM llegó a las manos de la distribuidora americana Trans World en su versión original, se consideró “demasiado japonesa” y fueron rodadas y añadidas nuevas escenas con Raymond Burr (que interpreta a un periodista que está de paso por Japón cuando casualmente aparece Godzilla).Además, muchas secuencias originales fueron cortadas y se hizo un nuevo montaje en modo de flash-back narrado por Burr, dejando muchísimas escenas en japonés mientras la voz del periodista Steve Martin nos explicaba lo que estaba sucediendo.

Aunque se deshechó mucho metraje (algunas secuencias muy importantes que explicaban el personaje de Serizawa y la relación entre Ogata y Emiko), esta versión “americanizada” resulta mucho mas entretenida que la japonesa, y añade un personaje al que puedes adaptarte con facilidad, además de tener un montaje mucho mas fluido y menos “japonés”. El mayor defecto es esa extraña obsesión de relacionar a Burr con los personajes principales de la versión japonesa, utilizando “dobles” que sólo se ven de espaldas mientras conversan con el periodista. Es muy poco creíble y distrae mucho de la acción principal de la película. Aun así, este montaje es la mejor “americanización” que se hizo en los estados unidos para las kaiju eiga, ya que a partir de aquí la cantidad de metraje eliminado fue en aumento y los añadidos eran más y más innecesarios, pues Toho fue adaptándose poco a poco a las técnicas cinematográficas americanas.

g54_burrEs curioso observar cómo esta versión “americanizada” se convirtió en la versión que se estrenó internacionalmente, e incluso llegó a las pantallas japonesas con el título Kaiju o Godzilla (Godzilla, rey de monstruos). A principios de los años 80, poco tiempo antes del estreno de Godzilla, se proyectó (por primera vez) en algunos cines americanos el montaje original japonés de JBETDM, en versión subtitulada. Sorprendentemente, fue muy aclamada por la crítica, que la consideró como una de las “obras cumbres de la cinematografía universal”, alabando por encima de todo su sombría fotografía y su ambiente catastrófico. Y tenían razón. Para terminar, no puedo evitar decir que Momoko Kochi (que hace una gran interpretación en JBETDM) regresó 41 años después a la saga de Godzilla para volver a interpretar a Emiko Yamane en Godzilla versus Destoroyah.

Por Rubén Ortiz (gamera77@hotmail.com) [Redactado en Marzo de 1998]

g54_behind_2
g54_behind_7

g54_behind_5

g54_behind_11
g54_behind_10
g54_behind_12
g54_behind_13

Back to Top ↑